domingo, 23 de marzo de 2014

Pretérito perfecto simple


He viajado más lejos que la mayoría y no me ha hecho falta moverme del sofá, he conocido a la sombra, y también a la luz, he habitado en penumbra, alumbrando con un triste candil los horrores que ocultaba, y sacando de allí a quien no debía ocultarse.  La muerte me estrechó la mano cuando la conocí al ver que no me importaba tenerla delante, y después se desvaneció. Todos los dioses me repudiaron y negaron sus paraísos por querer un único bien. La luz ha llegado a cegarme, y ciego he caminado por ella sin miedo a caer hasta alcanzar a la pureza de la calma, paz absoluta. He escuchado melodías que todo el mundo negaría que fuesen posibles de hacer sonar, desde música de arpa celestial al violín llameante del submundo, y en mis oídos clavadas no paran de hacerme recordar la inmensidad. He podido ver lo que no se ve, lo que nadie quiere ver, y me ha repugnado. He volado alto, muy alto, tanto que como las alas de Íkaro, me deshice y caí, y al caer me sumergí más hondo de lo que nadie puede imaginar y allí encontré la simpatía de la soledad, sola, con su pluma y papel. He olfateado las flores más hermosas de olor a vertedero, y los residuos más putrefactos que resultaron ser de origen humano. He debatido entre bien y mal, hasta tal punto de llegar a ser lo mismo, con moral o sin ella. He sentido los placeres inhumanos y el dolor más oscuro, y solo me parecieron simples juegos. He leído los libros más ilegibles y en ellos encontré más respuestas que en cualquier ciencia, he comprendido las mayores disyuntivas y he decidido no decidir. He degustado los sabores más explosivos y los más repulsivos, y resultaron ser los mismos. He reído del mayor de los tormentos y deseado llorar al contemplar la verdad. He escupido y meado por el fin del mundo y resultó caer encima de quien no debía. He alcanzado la inmensidad del universo y resultó quedarse pequeña frente a mi lápiz y papel. Y he soñado, sí, como todos, he soñado, y en los sueños sí que he visto, degustado, escuchado, palpado y olido lo que no he encontrado en ningún otro sitio por muy lejos que haya ido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario